El museo… un recinto donde la historia y las tradiciones se llegan a unir

Estamos por terminar uno de los meses que tiene una tradición muy particular aquí en México que es el Día de Muertos.

Durante dos días en todos los rincones del país, cada población y cada hogar llevó esta tradición hasta su lugar de origen y hasta su hogar.

Vemos que aún esta tradición sigue muy arraigada en nuestra cultura y los niños se siguen nutriendo de sus raíces fortaleciendo cada año dicha tradición.

Definitivamente en los poblados se vive muy diferente y más profundo que en las ciudades.

Quizás el movimiento y el tiempo no permiten hacer un arraigo más profundo pero no por eso pasa desapercibido.

Vemos por ello grandes altares por todos lados y eso motiva y nos hace reflexionar sobre la muerte y lo que vivimos en nuestro país.

También es un buen momento para llevar a nuestros hijos a conocer estas tradiciones a los lugares donde se vive más profundamente y no necesitas ir muy lejos.

Resultado de imagen para museo dolores olmedo

Por ejemplo, puedes llevarlos a los museos para niños y particularmente aquellos donde esta tradición tiene más arraigo como:

a) Museo Dolores Olmedo

Vale la pena visitar El Museo Dolores Olmedo solo para admirar los hermosos jardines. Ubicado en el sur de la ciudad, el museo se encuentra dentro de una hacienda del siglo XVII y está rodeado de flora nativa donde los pavos reales y los xoloitzcuintles (perros sin pelo mexicanos) exhiben sus cosas.

Este paisaje en particular llamará la atención de los niños porque es un ambiente en donde no suelen estar cotidianamente y ver animales como estos, seguramente les encantará.

El museo lleva el nombre de Dolores Olmedo, una socialité y mecenas de Diego Rivera y hoy alberga 144 obras del artista. También se exhiben pinturas de Frida Kahlo.

Los talleres se llevan a cabo los fines de semana e incluyen actividades como la fabricación de piñatas.

Y es un lugar ideal para visitar durante las celebraciones del Día de Muertos, donde se conserva mucho color y calaveras.

b) La Casa Azul: Estudio de Frida Kahlo

Ya estando en la zona, vale la pena pasar a visitar también La Casa Azul que fuera el estudio de Frida Kahlo.

Se considera la dirección más famosa en el barrio sur de Coyoacán.

La casa está llena de recuerdos y objetos personales de Frida y su esposo, Diego Rivera, así como obras de ambos artistas.

Resultado de imagen para casa de frida kahlo

Utensilios de cocina, joyas, utensilios de cocina tradicionales, fotografías, cartas y postales se exhiben en las 10 salas del museo.

Es una visión realmente fascinante de la vida de algunos de los artistas más famosos de México y su estilo de vida intelectual y bohemio.

He visitado el museo varias veces con mis hijos y ellos encuentran fascinante la casa y la vida de Kahlo.

En particular, disfrutan deambulando por las habitaciones de arriba, donde una vez estuvo el estudio de Frida Kahlo junto con sus habitaciones.

Las actividades para niños a menudo se llevan a cabo los fines de semana.