Enlace Radial

Enlace Radial

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Aliquam eleifend eleifend adipiscing. Quisque purus tellus, volutpat ut luctus eu, egestas quis nibh. In molestie dignissim lacinia. URL del sitio web: http://www.gavick.com

TRASCENDIÓ Milenio Diario

 

Que durante la comida que dio la comunidad libanesa para reconocer la trayectoria de Armando Ahued al frente de la Secretaría de Salud de Ciudad de México, el funcionario relató que uno de los episodios más difíciles que ha vivido fue la operación del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

El homenajeado dijo que en esa oportunidad pidió a Dios para que salvara a su jefe, quien ahora “tiene una salud envidiable” y de hecho anda tan activo, eso ya lo decimos desde este espacio, que ayer lanzó un dardo al presidente panista, Ricardo Anaya, con eso de que se practique examen de confianza a los aspirantes, lo que incluye revisión del patrimonio.

 

Que sigue caliente la disputa panista por la candidatura al gobierno de Yucatán, pues el alcalde de Mérida, Mauricio Vila, acusó a su compañero de partido Renán Barrera, coordinador de los munícipes del blanquiazul a escala nacional, de esparcir el rumor de un supuesto bloqueo perredista a su aspiración.

Vila asegura ser el alcalde mejor calificado en las encuestas para gobernador, no para reelegirse en su cargo actual, pero como el CEN anda ocupado con lo del Frente Ciudadano por México y buscando apuntalar a Ricardo Anaya como candidato presidencial, pues qué se va a ocupar de la riña yucateca.

 

Que el presidente Enrique Peña Nieto se vio obligado a hacer tiempo, pues sus invitados al acto en materia de empleo en Los Pinos, en el que anunció el aumento de 8 pesos al salario mínimo, se quedaron atrapados en los bloqueos por la marcha campesina.

Las principales víctimas del caos vehicular fueron los gobernadores, que no tomaron providencias cuando desde ayer se sabía de la presencia de manifestantes y su intención de protestar en la residencia oficial, adonde, por cierto, se les impidió llegar.

 

Que hablando de gobernadores, solo los de Tamaulipas, Veracruz y Tabasco entraron al quite y apoyaron con gastos de hotel el despliegue de elementos de la Policía Federal, que comanda Manelich Castilla, ya que son las propias entidades las que piden esa ayuda.

La exigencia de los gobiernos de la mayoría de los estados para que haya presencia de la PF, se quejan autoridades federales, contrasta con la nula solidaridad local, pues ha habido desalojos de federales por falta de pago en los hoteles, gasto generado por la incapacidad estatal para combatir la delincuencia organizada.

 

 

Milenio Diario/Enlace Radial, 22-11-17

BAJO RESERVA El Universal

 

Salinas de Gortari reaparece, en tiempos del tapado

Un personaje de la vida política que de pronto hace temblar a la nomenclatura del PRI está de vuelta en tiempos de tapados y de definiciones para la candidatura presidencial del partido. El ex presidente Carlos Salinas de Gortari se hará presente esta semana para entregar al público su segundo libro de 2017 -resultó prolífico en aquello de soltar la pluma-, ahora sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. En esta ocasión, el equipo de don Carlos ha convocado a una reunión matutina en el Colegio de Ingenieros, acompañado del ex secretario de Comercio, Herminio Blanco. Apenas a la mitad de este año Salinas de Gortari presentó su libro Muros, Puentes y Litorales. Y ahora ya tiene ooootro, sobre el tema de moda: el TLC, en momentos de la renegociación del acuerdo comercial. Claro, nos dicen, no vaya usted a pensar mal, pues la reaparición del ex mandatario no tiene nada que ver con los tiempos políticos tricolores. ¡Nada de eso!

 

Mancera deja colgado a Peña Nieto

No queda claro si no llegó por el tráfico, si acaso hubo un problema de agenda o si de plano no le gustó lo que se iba a anunciar, el hecho es que el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, no estuvo en Los Pinos, donde el presidente Enrique Peña Nieto se pronunció en torno al aumento al salario mínimo y a la generación de empleos formales en el país -más de 3 millones 300 mil en su administración-. Ya había ahí 17 gobernadores y Mancera estaba contemplado como orador, en su calidad de presidente de la Conago. El presidente Peña retrasó poco más de 30 minutos el arranque del evento. Dijo: "Agradezco la paciencia, la verdad es que estuve haciendo un poco de tiempo, no sólo empezamos más tarde de la hora programada, sino haciendo tiempo, porque algunos invitados, sobre todo gobernadores, tuvieron complicaciones viales para poder arribar aquí". En el equipo del jefe de Gobierno nos dicen que la ausencia se debió a un retraso en la agenda.

 

Los apuros de Barrales

Nos dicen que Alejandra Barrales busca dejar "planchada" la coalición del Frente Ciudadano por México antes del 9 de diciembre, fecha en que será sustituida de la presidencia del PRD. Nos comentan que ya con las facultades para negociar el convenio de coalición con PAN y MC, doña Alejandra trabaja a marchas forzadas para tejer el acuerdo del llamado "siglado", es decir a qué partidos les corresponde las candidaturas federales, lo más importante, en un método para decidir quién será el candidato presidencial del Frente que sea aceptado por Miguel Ángel Mancera, Ricardo Anaya y Rafael Moreno Valle. Casi nada de trabajo tiene la líder perredista.

 

Morena le come el mandado al PRD

El crecimiento de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados ya tuvo frutos. Nos cuentan que a la fracción que encabeza Rocío Nahle se le asignaron 14 secretarías de Comisión adicionales a las que ya tenía. Además, quien no debe estar nada contento es el diputado perredista Leonardo Amador, pues le quitaron la presidencia de la Comisión de Asuntos de la Frontera Norte y se la dieron a Morena, y será Alejandro Ojeda el nuevo titular de este órgano legislativo. Morena le come el mandado al PRD.

 

 

El Universal/Enlace Radial, 22-11-17

TEMPLO MAYOR Reforma

 

En el Frente Ciudadano por México está tomando forma aquello de que el método de selección de su candidato presidencial será "novedoso y creativo".

Según esto, competirán un gallo del panismo -Ricardo Anaya-, uno del perredismo -Miguel Ángel Mancera- y dos ciudadanos: el ex canciller Jorge Castañeda y el activista Juan Pardinas.

Para ello, entrarán a una especie de Triatlón político con amplia exposición en medios: una serie de tres debates, reuniones con militantes de los tres partidos del Frente, y una encuesta. Después, habría una evaluación ponderada de su desempeño en cada fase y, al final, representantes del PAN, el PRD y MC determinarían al vencedor.

Eso sí, quienes apuestan por una candidatura ciudadana tienen sus reservas, pues no quieren que los aspirantes de la sociedad civil participen sólo para ayudar a validar una decisión ya tomada por los partidos.

Así es que el detalle estará en las reglas de participación y los criterios de selección.

A ver si esos también son creativos, novedosos y -sobre todo- parejos.

 

Cuentan por ahí que un "Rebelde del PAN" se quiere anotar para la Fiscalía General y dicen que su nombre comienza con R y termina con ...oberto GilZuarth.

Incluso se asegura que en el gobierno no ven mal esa posibilidad. Vaya que masticar ese asunto le puede provocar un fuerte dolor de muelas a la dirigencia del PAN y al resto del Frente Ciudadano por México.

 

El juego de béisbol entre integrantes del gabinete y legisladores programado para el viernes se canceló. Y no por lluvia, sino por la saturada agenda de sus principales promotores.

El senador Emilio Gamboa anda muy ocupado en las barridas... pero legislativas, mientras que el titular de la SHCP, José Antonio Meade, está a la mitad de la carrera... pero no de tercera a home, sino de su despacho del Zócalo a Los Pinos.

Y ni qué decir del titular de Banxico, Agustín Carstens, quien ya calienta brazo para pitchar en una liga internacional. Ni modo... ¡atrás los fielders!

 

¿Quién tiene el poder de convocatoria para juntar en un mismo evento a Enrique Peña Nieto, Carlos Slim, José Antonio Meade, Rafael Moreno Valle, Miguel Ángel Mancera, José Narro, Aurelio Nuño, Ricardo Monreal, Miguel Osorio Chong y Dante Delgado? Pues, ¡un bebé!

Todos departieron amablemente el sábado en Santa Fe por el bautizo del hijo del gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, y Anahí Puente. Felicidades, dobles, al pequeño Manuel Velasco Puente.

 

 

Reforma/Enlace Radial, 22-11-17

ESTRICTAMENTE PERSONAL DE RAYMUNDO RIVA PALACIO

Revive Plataforma México

El mundo mexicano está al revés. Quienes iban a acabar con la violencia en los primeros 100 días de la administración de Enrique Peña Nieto, se encaminan a ser el gobierno donde mayor número de muertos por homicidios dolosos se haya registrado, a un ritmo actual de cuatro cada 60 minutos. Y quien vio en el gobierno de Felipe Calderón el origen de todos los males en materia de seguridad, decidió que para la pacificación del país, cuando llegara a la Presidencia, recurriría a la estrategia que precisamente desarrolló el gobierno anterior. Qué paradoja. La némesis mexicana, como identificaron al gobierno de Calderón, resultó tener una estrategia que funcionaba mejor.

 

Al presentar su plan de gobierno el lunes pasado, el proyecto de López Obrador pasa por el rediseño institucional del área de la seguridad, la coordinación y profesionalización de los cuerpos de seguridad. Prioriza la inteligencia por sobre la fuerza y por el mejoramiento de las condiciones socioeconómicas de los miembros de los cuerpos policiales. “Ha sido un error reducir la estrategia de seguridad a una correlación de la capacidad de fuego entre los cuerpos policiales y el crimen organizado con el único fin de capturar a los grandes capos del narcotráfico”, dice en el proyecto del plan de gobierno. “Llevamos más de 10 años aplicando esa lógica centrada únicamente en descabezar cárteles, sin desmantelar su infraestructura financiera. Los resultados han sido efímeros y pobres”.

 

Tiene razón López Obrador, pero en lo cosmético. El documento que le prepararon sus asesores en seguridad toca los linderos del problema de la seguridad pública, pero no lo ataca de fondo. El problema de la última década obedece a otros factores más complejos. La violencia en el sexenio de Calderón escaló por el cambio de incentivos en la lucha contra el crimen organizado de los gobiernos anteriores. Previamente, la racional era que sexenalmente se atacaba a un cártel, máximo dos, con lo cual las organizaciones criminales pactaban entre sí plazas y territorios, sin enfrentarse entre ellas y así evitar que al llevar la violencia en las calles, la respuesta del Estado fuera equitativamente violenta.

 

El viejo esquema –que algunos han caracterizado como un pacto con los cárteles– se rompió por la incompetencia del gobierno de Vicente Fox en la lucha contra el crimen organizado, que en Michoacán, Guerrero y Tamaulipas, pasaron a jugar el rol de autoridad, apoderándose de municipios en esas entidades. Esa pérdida de control territorial llevó a Calderón a dejar de combatir con discrecionalidad e iniciar una guerra de 360 grados, con lo que el incentivo criminal de no pelear entre ellos cambió a la guerra de aniquilación para evitar perder el negocio y la vida. La estrategia de Calderón fue similar a la que se siguió en otros países para enfrentar a las organizaciones criminales, como en Palermo, Medellín, Nueva York o Miami, donde el costo de vidas iba a subir. La estrategia era de velocidad: qué tan rápido podía el gobierno descabezar a los cárteles y desarticularlos operativamente, versus qué tan veloz pudieran remplazarlos las organizaciones criminales para no sufrir en sus estructuras.

 

El índice de violencia comenzó a bajar en mayo de 2011, pero el equipo de Peña Nieto descalificó por completo la estrategia –porque no la entendió nunca– y señaló que sería mediante la prevención como lograrían bajar la violencia. Dejaron de combatir ocho meses a los cárteles, y ante la pasividad, se fortalecieron. La prevención se redujo a minucias –como repartir lentes a los niños para que pudieran leer y no dejaran la escuela y se integraran a las pandillas– y durante los dos últimos años dejaron de dar presupuesto a ese rubro. Desmanteló Plataforma México, que aportaba inteligencia criminal, y con una visión torcida de la seguridad, la Secretaría de Gobernación absorbió a la Secretaría de Seguridad Pública. El resultado es que en el gobierno de Peña Nieto la violencia se incrementó a niveles nunca antes vistos y la expansión criminal cubre prácticamente todo el país.

 

López Obrador, como nadie, quiere que siga esta tendencia de victoria criminal. En el plan de gobierno está su solución. Quizás sin saberlo, pero el proyecto recoge el Acuerdo Nacional por la Seguridad y la Justicia y la Legalidad que se firmó –incluidos los entonces gobernadores Peña Nieto y Miguel Ángel Osorio Chong– en Palacio Nacional el 21 de agosto de 2008, donde convierte a la seguridad pública en un asunto de Estado y enumera una serie de acciones de coordinación y estrategia de inteligencia que ejecutó Plataforma México, hasta que el gobierno actual la liquidó. El fortalecimiento de las instituciones de seguridad y procuración de justicia, así como también la profesionalización de las policías y su mejoramiento salarial, fueron parte del diseño de Calderón, de donde López Obrador también recoge en su proyecto la restitución de la Secretaría de Seguridad Pública.

 

El que haya recurrido a una estrategia ya planteada, no debe llevar a la descalificación del plan de gobierno de López Obrador. Más bien, habla de una maduración al sostener que la seguridad pública no debe ser un asunto de interés sexenal sino del Estado mexicano. La improvisación del equipo de seguridad del presidente Peña Nieto ya mostró el costo que conlleva la incompetencia. Un sexenio tirado a la basura por los aventureros de este gobierno ha sido demasiado.

 

 

 

El Financiero/Enlace Radial, 22-11-17

Suscribirse a este canal RSS