Enlace Radial

Enlace Radial

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Aliquam eleifend eleifend adipiscing. Quisque purus tellus, volutpat ut luctus eu, egestas quis nibh. In molestie dignissim lacinia. URL del sitio web: http://www.gavick.com

FRENTES POLÍTICOS Excélsior

*I. Cocinado. El PRD aprobará que Alejandra Barrales, actual presidenta del PRD, sea la facultada para negociar la coalición con el Frente Ciudadano por México. Mientras tanto, Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán, pidió a los dirigentes de las corrientes que velen porque el método de elección sea transparente. “Lo que les pido a los dirigentes del PRD es que deben ser muy enfáticos y categóricos para solicitar que el método de selección sea democrático y transparente”. Señaló que no aceptará ninguna imposición o acuerdos que sean poco transparentes. El Frente es una realidad, bien. Sólo hay un pequeño detalle, falta lo más difícil, el candidato, y no se ve claridad alguna para su selección. Jaloneo a la vista, ¿en qué terminará esto?

 

*II. Una tras otra. Personal del ayuntamiento de Cuernavaca trató de impedir que aulas móviles se instalaran en el parque Tlaltenango, bajo el argumento de que requerían de los permisos necesarios para que las aulas fueran instaladas en ese sitio. Los padres de familia no se moverán y esperarán a que el presidente municipal, Cuauhtémoc Blanco, les explique por qué niega el espacio a los menores en una situación de emergencia, ante el daño que sufrió su escuela. Pierden el tiempo. Al exfutbolista poco le importa la educación, él no la tuvo y, por ello, le da lo mismo. Total, su prioridad es lanzarse para gobernador, no lo molesten.

 

*III. Tic tac, tic tac. Ayer, tres de las cinco fuerzas políticas en el Senado, PRI, PAN y Partido Verde, que representan 77.3% del pleno, garantizaron que el próximo titular de la Fepade, en sustitución de Santiago Nieto, no será un “fiscal a modo”, sino un funcionario o funcionaria fuerte y plenamente imparcial. En contraste, los senadores de Morena reiteraron su acusación de que el PRI y el PAN ya se pusieron de acuerdo en un fiscal electoral militante del PRI. El golpeteo partidista no para y, al parecer, ninguna de las partes está conforme. Es importante que se determine a la de ya quién será el funcionario. Si el asunto no se destraba, 2018 será un caos. Pónganse de acuerdo, México lo necesita.

 

*IV. Desfase. Está positivo que la democracia en México haya dado un paso al frente para que las candidaturas a puestos de elección popular dejen de ser patrimonio de los partidos políticos. También es excelente el avance que nos retrata como una sociedad en constante desarrollo, al ser políticamente plurales. Todo esto se contruyó con el objetivo de que los mejores hombres y mujeres aspiren a los cargos de mayor importancia. En eso radica el avance, pero se ha desvirtuado con el paso de los meses y ahora se convierte en una pasarela de popularidad. Con base en lo anterior es positivo preguntarse: ¿qué proyecto político sustentable puede traer bajo el brazo Vicente Fernández Jr. para lanzarse a gobernador de Jalisco?

 

*V. No hay retroceso. México es un país con múltiples problemas por resolver, no pocos se generaron antes de la actual administración, pese a ello, hay que erradicarlos. Es claro que ha habido cambios bajo el soporte de las reformas estructurales. El coordinador de los senadores priistas, Emilio Gamboa, dijo que, gracias a ellas, en la actual administración se han generado tres millones 328 mil nuevos empleos  y en el último año un millón, lo que no ocurría hace muchos años. Ello sin contar que aquéllas son un fuerte atractivo para las inversiones nacionales y extranjeras. Efectivamente, el camino por recorrer todavía es largo y sinuoso, pero no se vale echar marcha atrás. Lento, pero seguro.

 

 

 

Excélsior/Enlace Radial, 20-11-17

ITINERARIO POLÍTICO DE RICARDO ALEMÁN

El PRI de AMLO: ¡fuera máscaras...!

Javier Sicilia, el poeta y activista que nació a la luz pública cuando su hijo fue asesinado en Morelos, le puso “el cascabel al gato” de las elecciones presidenciales de 2018.

Dijo —en el tono pontificador que le caracteriza— que el candidato presidencial que desde hace años recorre el país en campaña “es un priista disfrazado de rojo”. ¿De quién creen que hablaba?

Está claro que se refería al dueño de Morena. Pero no fue todo lo que dijo el poeta. También expuso que Obrador “es un Tlatoani y solo reproduce aquello donde se cultivó”. Se refería, claro, al origen priista de Morena. 

Y como es natural, decir pan al pan y vino al vino le costó al poeta una de las más severas madrizas que ha recibido como “luchador social”. Y es que se atrevió a quitar el velo a la farsa que supone que Morena y su dueño son la nueva izquierda mexicana y hasta colocó a la dupla Morena-AMLO como parte de lo más rancio del viejo PRI.

En pocas palabas, Javier Sicilia se sumó al ¡“fuera máscaras”! que caracteriza la contienda presidencial de 2018.

Pero la revelación de Sicilia se sumó a una definición similar que días antes había formulado el ensayista Roger Bartra, quien “sin pelos en la lengua” dijo que AMLO “representa la nostalgia por el viejo PRI”.

Es decir, confirmó lo que muchos han dicho por mucho tiempo y por lo que han sido apaleados por el fanatismo lopista; que Morena es la versión moderna de lo más rancio del PRI. Bartra fue demoledor en su caracterización de AMLO, durante una entrevista en el diario El País, muchos de cuyos reporteros en México parecen militantes de Morena.

Pero tampoco fue todo. El filósofo y escritor dijo que Obrador “ha dejado de ser de izquierda y ahora ha dado un viraje al PRI de Miguel de la Madrid y de Carlos Salinas”. ¿Cuántos —en el caso de Morena y de las presidenciales de 2018— se han atrevido a decirle pan al pan y vino al vino?

Pero la historia no termina con las revelaciones de Sicilia y de Bartra. En días pasados, el diario The Economist comparó a López Obrador con el PRI del siglo pasado. Además, dijo que está lejos de representar los ideales del cardenismo.

¿Qué quiere decir el reiterado “¡fuera máscaras!” que recibe el dueño de Morena a días del arranque de las presidenciales de 2018?

Está claro —para todo el que quiera verlo y para quienes no se tragan el cuento “engaña idiotas” de que Morena es alternativa al PRI corrupto—, que el partido Morena significa la restauración de lo más rancio y cuestionable del viejo PRI.

Morena representa el regreso del PRI autoritario, nada democrático, corrupto y dictatorial. Y si tienen dudas, solo basta responder algunas de las siguientes preguntas.

¿Quién es el dueño de Morena? ¿Quién manda en Morena? ¿Quién usa para fines personalísimos todo el dinero de las prerrogativas de Morena? ¿Quién se “agandalló” los millones de spots de Morena? ¿Quién es el único vocero de Morena? ¿Quién decidió de manera unipersonal la candidatura presidencial de Morena? ¿Quién decide todas las candidaturas a todos los puestos de elección popular? ¿Quién perdona vidas y pasados políticos corruptos? ¿Quién decide cómo, con cuáles empresas y cuánto dinero lava el partido Morena…?

Las interrogantes pueden ser infinitas, pero la respuesta a todas las preguntas anteriores —y las que todos se puedan imaginar sobre Morena— tienen una sola respuesta que se resume en solo dos nombres propios: “Andrés Manuel”.

Pero además, ¿se imaginan qué pensarían y qué dirían los ciudadanos en general si Peña Nieto fuera dueño del PRI y lo mangoneara igual que AMLO mangonea Morena?

 Viene a cuento el ejercicio memorioso porque la terca realidad se impone y confirma que en julio de 2018 no habrá una lucha entre buenos y malos, entre la nueva izquierda mexicana y el PRI del nuevo siglo, sino que veremos las dos caras de la misma moneda; el viejo PRI de Morena y el nuevo PRI de Peña Nieto.

Pero lo más preocupante es que en 2018 veremos una reedición de la disputa que vivió el PRI en los años previos a la presidencial de 1988, cuando el PRI “del desarrollo estabilizador y estatista” —al que hoy quieren regresar Morena y su dueño— disputó el poder al PRI neoliberal de Miguel de la Madrid y de Carlos Salinas.

En aquellos años —como saben—, el gran derrotado fue el PRI del “desarrollo estabilizador y estatista”, que encabezaban renegados del tricolor como Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo.

Y el ganador indiscutible de aquel “choque de trenes” fue Carlos Salinas, quien estableció el modelo neoliberal de mercado, con el TLC como punta de lanza.

  Y la mejor prueba de que con Morena asistimos a la restauración del viejo PRI, la veremos hoy cuando AMLO presente su programa de gobierno y su gabinete para 2018.

Al tiempo.

 

 

 

Milenio Diario/Enlace Radial, 20-11-17

ITINERARIO POLÍTICO DE RICARDO ALEMÁN

El PRI de AMLO: ¡fuera máscaras...!

Javier Sicilia, el poeta y activista que nació a la luz pública cuando su hijo fue asesinado en Morelos, le puso “el cascabel al gato” de las elecciones presidenciales de 2018.

Dijo —en el tono pontificador que le caracteriza— que el candidato presidencial que desde hace años recorre el país en campaña “es un priista disfrazado de rojo”. ¿De quién creen que hablaba?

Está claro que se refería al dueño de Morena. Pero no fue todo lo que dijo el poeta. También expuso que Obrador “es un Tlatoani y solo reproduce aquello donde se cultivó”. Se refería, claro, al origen priista de Morena. 

Y como es natural, decir pan al pan y vino al vino le costó al poeta una de las más severas madrizas que ha recibido como “luchador social”. Y es que se atrevió a quitar el velo a la farsa que supone que Morena y su dueño son la nueva izquierda mexicana y hasta colocó a la dupla Morena-AMLO como parte de lo más rancio del viejo PRI.

En pocas palabas, Javier Sicilia se sumó al ¡“fuera máscaras”! que caracteriza la contienda presidencial de 2018.

Pero la revelación de Sicilia se sumó a una definición similar que días antes había formulado el ensayista Roger Bartra, quien “sin pelos en la lengua” dijo que AMLO “representa la nostalgia por el viejo PRI”.

Es decir, confirmó lo que muchos han dicho por mucho tiempo y por lo que han sido apaleados por el fanatismo lopista; que Morena es la versión moderna de lo más rancio del PRI. Bartra fue demoledor en su caracterización de AMLO, durante una entrevista en el diario El País, muchos de cuyos reporteros en México parecen militantes de Morena.

Pero tampoco fue todo. El filósofo y escritor dijo que Obrador “ha dejado de ser de izquierda y ahora ha dado un viraje al PRI de Miguel de la Madrid y de Carlos Salinas”. ¿Cuántos —en el caso de Morena y de las presidenciales de 2018— se han atrevido a decirle pan al pan y vino al vino?

Pero la historia no termina con las revelaciones de Sicilia y de Bartra. En días pasados, el diario The Economist comparó a López Obrador con el PRI del siglo pasado. Además, dijo que está lejos de representar los ideales del cardenismo.

¿Qué quiere decir el reiterado “¡fuera máscaras!” que recibe el dueño de Morena a días del arranque de las presidenciales de 2018?

Está claro —para todo el que quiera verlo y para quienes no se tragan el cuento “engaña idiotas” de que Morena es alternativa al PRI corrupto—, que el partido Morena significa la restauración de lo más rancio y cuestionable del viejo PRI.

Morena representa el regreso del PRI autoritario, nada democrático, corrupto y dictatorial. Y si tienen dudas, solo basta responder algunas de las siguientes preguntas.

¿Quién es el dueño de Morena? ¿Quién manda en Morena? ¿Quién usa para fines personalísimos todo el dinero de las prerrogativas de Morena? ¿Quién se “agandalló” los millones de spots de Morena? ¿Quién es el único vocero de Morena? ¿Quién decidió de manera unipersonal la candidatura presidencial de Morena? ¿Quién decide todas las candidaturas a todos los puestos de elección popular? ¿Quién perdona vidas y pasados políticos corruptos? ¿Quién decide cómo, con cuáles empresas y cuánto dinero lava el partido Morena…?

Las interrogantes pueden ser infinitas, pero la respuesta a todas las preguntas anteriores —y las que todos se puedan imaginar sobre Morena— tienen una sola respuesta que se resume en solo dos nombres propios: “Andrés Manuel”.

Pero además, ¿se imaginan qué pensarían y qué dirían los ciudadanos en general si Peña Nieto fuera dueño del PRI y lo mangoneara igual que AMLO mangonea Morena?

 Viene a cuento el ejercicio memorioso porque la terca realidad se impone y confirma que en julio de 2018 no habrá una lucha entre buenos y malos, entre la nueva izquierda mexicana y el PRI del nuevo siglo, sino que veremos las dos caras de la misma moneda; el viejo PRI de Morena y el nuevo PRI de Peña Nieto.

Pero lo más preocupante es que en 2018 veremos una reedición de la disputa que vivió el PRI en los años previos a la presidencial de 1988, cuando el PRI “del desarrollo estabilizador y estatista” —al que hoy quieren regresar Morena y su dueño— disputó el poder al PRI neoliberal de Miguel de la Madrid y de Carlos Salinas.

En aquellos años —como saben—, el gran derrotado fue el PRI del “desarrollo estabilizador y estatista”, que encabezaban renegados del tricolor como Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo.

Y el ganador indiscutible de aquel “choque de trenes” fue Carlos Salinas, quien estableció el modelo neoliberal de mercado, con el TLC como punta de lanza.

  Y la mejor prueba de que con Morena asistimos a la restauración del viejo PRI, la veremos hoy cuando AMLO presente su programa de gobierno y su gabinete para 2018.

Al tiempo.

 

 

 

Milenio Diario/Enlace Radial, 20-11-17

TRASCENDIÓ Milenio Diario

:Que el vicecoordinador de PT-Morena, Miguel Barbosa, quizá presente licencia al Senado a mediados de diciembre para irse a Puebla a ejercer el cargo de coordinador, lo que dependerá del calendario de su partido, el cual puede definirse en el Consejo Nacional que se realiza este lunes.

Desde su separación del Partido de la Revolución Democrática, la popularidad del legislador poblano ha crecido en dicho estado gobernado por Acción Nacional, pero Barbosa es la mano derecha del coordinador petista Manuel Bartlett en cualquier decisión importante y aún le falta un periodo a esa Cámara.

 

:Que uno de los ausentes en la reunión del Consejo Nacional del PAN fue el ex presidente Felipe Calderón, lo que para algunos cercanos a Ricardo Anaya fue motivo de que no se prolongara la sesión extraordinaria.

Para otros, como el ex senador Juan José Rodríguez Prats, faltó reflexión entre los panistas en el debate sobre el acuerdo para ir con PRD y MC a la conformación del Frente Ciudadano por México. El consejo es el primero que se realiza tras las renuncias de Margarita Zavala, Luisa María Calderón y José Luis Luege Tamargo.

 

:Que el Grupo de Amistad México-Armenia de la Cámara de Diputados, encabezado por la lopezobradorista Blanca Margarita Cuata, se reunirá mañana por la tarde para conocer y, en su caso, aprobar el informe de su visita oficial a la nación del Cáucaso que devino en conflicto diplomático con Azerbaiyán.

Durante su periplo en octubre, Cuata y su correligionario Carlos Hernández Mirón, así como la perredista María Cristina Bravo, hicieron una incursión al territorio de Nagorno Karabaj ocupado por el ejército armenio, lo cual generó un airado reclamo del gobierno azerbaiyano a la Cámara de Diputados, por medio de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Por cierto, en la agenda del Grupo de Amistad se prevé formular una “invitación recíproca” a legisladores armenios para visitar México próximamente.

 

:Que es muy probable que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación decida no esperar hasta el último día de noviembre para resolver todas las impugnaciones del caso Coahuila, con lo cual esta misma semana podría haber humo blanco en el controvertido proceso electoral...

 

 

Milenio Diario/Enlace Radial, 20-11-17

Suscribirse a este canal RSS