Alessandra Ambrosio, la niña de papá

La modelo brasileña es parte de la comedia 'Guerra de papás 2', en la que interpreta a la novia sexy de Mark Wahlberg


BOSTON.

Tras 13 años de haber desfilado para Victoria'S Secret,   la brasileña Alessandra Ambrosio,  le dijo adiós a la marca bajo el argumento de querer ex­plorar y realizar otro tipo de proyectos. En recientes años a esta mujer de 36 años, que es considerada una de las modelos más solicitadas de las pasarelas, se le ha visto en proyectos relacionados con el entretenimiento y no es de extrañar que este fin de semana se le vea como la novia sexy del personaje de Mark Wahlberg en Guerra de pa­pás 2, cinta que explora las nuevas dinámicas de los papás del Siglo XXI que lo mismo mezclan a los hijos que procrearon años atrás con sus exmujeres, con las nuevas parejas que cada uno tiene. Al ser una cinta de paternidad la pregunta era obligada: ¿Es Alessandra Ambrosio la niña de papá?

 

Definitivamente lo fui y lo sigo siendo. Él siem­pre ha estado ahí para mí no importando la si­tuación. Mi mamá es más explosiva y mi papá es más calmado, más tranquilo. Cuando necesito un consejo siempre acudo a mi papá, ya que él es más tranquilo, más relajado y más objeti­vo que mi mamá. La verdad es que mi papá me ofrece un amor incon­dicional y él es la imagen que relaciono con la segu­ridad. Él hace que me sienta segu­ra, en paz y tranquila esté pasando lo que esté pasando en mi vida. Sé que él siempre va a estar ahí para mí”, expresó en entrevista Alessandra Ambrosio.

 

Ataviada con unos panta­lones ajustados color salmón, una blusa de tirantes negra y un suéter blanco con detalles en negro y rojo, la brasileña asistió a un día de rodaje en un viejo boliche ubicado a las afueras de Boston. Jun­to a Mark Wahlberg, Mel Gibson, John Lithgow, Will Ferrell y Linda Car­dellini, Ambrosio arri­bó al lugar cerca de las 10 de la mañana para rodar durante poco más de ocho horas las distin­tas escenas que se desarrollan en el boliche entre los padres, los abuelos, los niños y las nuevas parejas de los padres, interpreta­dos por Will Ferrell y Mark Wahlberg.

 

Ante la pre­gunta de si su padre es del tipo bonachón que en­carna Ferrell o del tipo duro al que le da vida Wahlberg, la sudamericana explicó:

 

Mi papá es más como Mark. Es más se­rio, más determinante, pero creo que los perso­najes que Mark (Wahlberg) y Will (Ferrell) interpre­tan son increíbles, mara­villosos y con energías completamente diferen­tes que se complemen­tan. Los dos son personajes divertidos y contribuyen a que tengamos frente a noso­tros una buena comedia”, ex­ternó Ambrosio, quien esta semana declaró que si le dieran a escoger, se casaría con su amigo, el futbolista Neymar Jr.

 

Luego de haber tenido en 2015 una participación especial en la prime­ra entrega de Guerra de papás, Ales­sandra Ambrosio fue invitada de nueva cuenta por el director Sean Anders para que regresara a la segunda entrega de esta comedia que se estrena este fin de semana en nuestro país, teniendo un doble atrac­tivo: la participación de Mel Gibson y John Lithgow como los padres de Mark Wahlberg y Will Ferrell, respectivamente.

 

“Es fascinante tenerlos en el set. Ha sido una grata aventura convivir con gente de gran trayectoria”, expresó brevemente la brasileña sobre los actores que ahora se ponen la etiqueta de los abuelos en la historia.

 

La primera entrega de Guerra de papás con­tó con un presupuesto de 50 millones de dólares y acumuló en su corrida comercial 242.7 millones de dólares, mientras que la segunda parte se reali­zó con 69 millones y hasta hoy ha recaudado a nivel mundial, 91.1 millones de dólares. Aún falta que el fil­me se estrene en otros territorios como México.

 

Dentro de los proyectos en los que se le ha visto a Alessandra Ambrosio están: la cinta de James Bond, Casino Royale (2006), How I Met Your Mother (2007), Gossip Girl (2010), New Girl (2014), así como la pelícu­la Tortugas Ninja: Fuera de las sombras (2016).

 

 

 

Excélsior/Enlace Radial, 01-12-17

Suscribirse a este canal RSS