TEMPLO MAYOR Reforma

***SIGUEN las malas noticias -y malas señales- para las empresas que invierten en la construcción del sistema de gasoductos en el norte del país, por encargo de la Comisión Federal de Electricidad.

PRIMERO fue el ducto de la estadounidense IENova, que va de Guaymas a El Oro, en Sonora: fue dañado y está bloqueado por una comunidad yaqui desde mediados de año. Y ahora le tocó al gasoducto Samalayuca-Sásabe, que construye Carso Energy, de Carlos Slim.

PESE A que la empresa había conseguido que los ejidatarios le otorgaran el derecho de paso ante notario, un juez de Chihuahua otorgó una suspensión contra la obra. Es decir, aunque ya se tenía un acuerdo, ahora se busca reabrir las negociaciones y obtener nuevos beneficios.

LO GRAVE es que el ducto debería entrar en operación a principios de 2018, pues cada vez es mayor la demanda de gas natural de Estados Unidos. Esta suspensión no detiene una obra, sino la continuación de un proyecto de ¡650 kilómetros!, que cruza Chihuahua y Sonora, y que implica una inversión de 600 millones de dólares.

LLAMA la atención que quien está detrás del negociazo de la "asesoría legal" a quienes se oponen al ducto es Raymundo Gaxiola Santacruz, abogado que ya recorrió ese miiismo caminito con el gasoducto Sásabe-Guaymas.

 

***SI ALGUIEN en el INE lleva la cuenta de tooodas las cosas raras en la campaña de "El Bronco", seguro ya se le acabaron los lápices. Y es que conforme Jaime Rodríguez va avanzando en la recolección de firmas, a la par surgen cada vez nuevas historias turbias.

AHORA se supo que Narcedalia Rodríguez Calderón anda haciendo campaña a favor de su hermano el gobernador, lo cual no tendría nada de malo... si no fuera porque anda celebrando reuniones con los maestros de Nuevo León, a los que les exige que, cada uno, consiga 50 firmas.

NO ESTÁ claro qué poder tiene la señora ni si el gobierno estatal sabe de este rudo proselitismo, pero de lo que no hay duda es de que los maestros estatales se sienten coercionados. Sería bueno saber qué piensa al respecto el INE.

 

***HASTA el último día de su gobierno, Rubén Moreira estuvo envuelto en la polémica, pues el alcalde de Saltillo, el panista Isidro López Villarreal, lo acusó públicamente de amenazas en su contra.

EL EDIL reveló en sus redes sociales que, antes de que abandonara la gubernatura, Moreira le llamó para insultarlo y amenazarlo, luego el panista exigió el pago de 136 millones de que, supuestamente, se le deben al municipio. ¡Qué tal!

 

 

Reforma/Enlace Radial, 04-12-17