Log in

FRENTES POLÍTICOS, EXCELSIOR

I. Atoradísimos. Con más de siete horas de retraso, por falta de acuerdos para la integración de secretarías y comisiones, el PRD finalmente inició su XV Pleno Extraordinario del Consejo Nacional. La cita es para renovar diversas posiciones dentro de su Comité Ejecutivo Nacional, así como de su Consejo; luego de que las cabezas de algunas de sus posiciones clave fueran en busca de un cargo de elección popular, se vio truncada por otro de los atrasos a los que están acostumbrados. Otro tema, el presupuestal, según fuentes perredistas, también retrasó el inició de la reunión, era otro asunto a arreglar. ¿Ni para comenzar su encuentro se ponen de acuerdo?

II. Reprobados como siempre. El Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados señaló que la restricción presupuestaria a la educación ha impedido cumplir con la meta de mejorar su calidad y superar los rezagos. En pocas palabras, México es el país que menos invierte en educación. Indicó que, indudablemente, la limitación de recursos ha frenado la reforma, el cambio de los programas de estudio y los esfuerzos por mejorar la infraestructura y el equipamiento de los centros escolares. Este sector ha permanecido prácticamente estancado en los últimos seis años. Poco dinero y lo chantajean los maestros. Por eso estamos como estamos.

III. Buenas prácticas. Como una prédica en el desierto ha resultado, hasta ahora, la petición de diversos sectores de la sociedad. La iniciativa privada exhortó, una vez más, al gobierno a evitar el uso del gasto público con fines políticos. El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado señaló que el gasto bien dirigido debe estar orientado a crecer, ser productivo y no asistencial. Las cifras que se manejarán en los próximos meses son tan grandes que son inevitables las fugas. Las campañas electorales deben dejar de ser tan costosas. Es importante debatir sobre crear topes a los gastos que un partido puede realizar durante una campaña electoral. Esos pesos deberían servir para el desarrollo del país, no para alimentar egos.

IV. Papa caliente. A tan sólo 13 días de haber sustituido a Ricardo Becerra como comisionado para la Reconstrucción de la Ciudad de México, la labor de Édgar Tungüí arroja opiniones encontradas entre los afectados por los sismos. Francia Gutiérrez, representante de los damnificados del Multifamiliar Tlalpan, señaló que no han recibido la visita de Tungüí y siguen a la espera de poder tener comunicación con él, luego de que lo visitaran en un foro sobre la reconstrucción de la ciudad. “Sabemos que ya recibió a algunos damnificados, pero a nosotros no, a pesar de que ya teníamos minutas firmadas con el pasado comisionado”, reclamó. Algunos funcionarios no se dan cuenta de que a la gente que perdió sus hogares, el sismo les derrumbó también la esperanza en sus autoridades. Y si a eso le suman el desdén, las soluciones están lejanas.

V. Realista. Al registrar en el INE su candidatura presidencial de la coalición Todos por México, José Antonio Meade promete un horizonte amplio y promisorio para México; sería un error caer en posturas utópicas o demagógicas. Pidió a los partidos que lo postularon (PRI, PVEM y Nueva Alianza) trabajar para lanzar una iniciativa de ley que ponga fin al fuero, blindaje con el que se cometen innumerables actos de corrupción. Tampoco más prerrogativas, pues, como lo dijo el exsecretario de Hacienda, y con justa razón, el único privilegio que nos debe mantener erguidos es ser mexicanos, no otro más, porque la ley debe estar por encima de todos. Su puesta en práctica acabaría con muchos males que tienen al país prácticamente contra la pared. Sólo queda esperar el 1 de julio.