Salud necesita 'cirugía mayor'; hay 52 denuncias por uso irregular de recursos: Narro

Enlace Radial, 08 de noviembre del 2017.

El titular de la Secretaría de Salud federal, José Narro, dijo que el sistema nacional de salud pública en México es un “orgullo”, pero admitió que tiene fallas, carencias y fragmentaciones que es menester atender.

Al comparecer ante la Comisión de Salud en la Cámara de Diputados, como parte de la Glosa del Quinto Informe de Gobierno, el funcionario federal incluso admitió que si se busca contar con un auténtico e integral servicio nacional de salud, se necesita una “cirugía mayor” y una reforma legal, porque de origen está “fragmentado”.

“Y hemos dado por sentado que la manera de resolverlo es cumpliendo con las estructuras de los distintos segmentos, pero yo creo que se requiere una cirugía mayor y una verdadera reforma que nos permita tener un auténtico servicio nacional de salud. Con lo que tenemos, con los recursos, con la infraestructura, tengo la impresión de que podemos hacerlo, debemos hacerlo”, refrendó.

Ante insistentes cuestionamientos de los legisladores de oposición, sobre desvío de recursos públicos destinados a la salud indicó que al detectar esas anomalías se presentan las denuncias correspondientes e incluso, se han presentado 52 denuncias penales por no comprobación en el uso de recursos.

No obstante, y en descargo de la dependencia a su cargo, puntualizó que sobre el uso irregular de las partidas enviadas a los estados de la República, son las autoridades locales las que deben responder.

“Quiero decirle que a partir de que yo fui designado por el señor Presidente como Secretario de Salud, hemos presentado 52 denuncias penales por no comprobación y que estamos analizando el caso de Jalisco en donde ya hay una denuncia previa”, abundó.

Al finalizar su comparecencia, Narro Robles detalló que prácticamente la mitad de las denuncias, aproximadamente 25, corresponden a las anomalías en el uso de recursos en el estado de Veracruz, durante la administración del entonces gobernador Javier Duarte de Ochoa.

Sobre la preocupación de los congresistas por los recortes presupuestales aplicados al sector salud en los últimos tres años, el secretario Narro Robles dijo que está en manos de los congresistas vigilar que los recursos sean suficientes.

En cuanto a los daños ocasionados por los sismos en el sistema de salud, puntualizó que en Oaxaca al menos tres hospitales tuvieron afectaciones, al igual que unidades de medicina familiar; aunado a que en los estados de Puebla y Chiapas también hubo desperfectos.

Reiteró que la estrategia contra el embarazo en adolescentes está funcionando y hay datos que lo confirman.

En 2016, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se están alcanzando las cifras más bajas en el número de nacimientos en niñas desde 1996; y el número más bajo de nacimientos de madres adolescentes. “No se puede cantar victoria”, pero las acciones están funcionando, dijo.

Sobre las quejas por uso irregular de recursos en la regularización de trabajadores, aseguró que el dinero público se está empleando bien y si hubiese fallas, ya habrían “brotado” a través de las distintas auditorías, agregó.

También lanzó la alerta con respecto a que en el año 2050, momento en que ya no podrán “contar con él”, el 25 por ciento de la población mexicana tendrá más de 60 año y es necesario tomar previsiones o esa situación se convertirá en un problema.

Sobre el consumo de drogas en el país, indicó que en cuanto al consumo de mariguana nadie puede estar “tranquilo”, porque casi uno de cada cuatro usuarios es menor de 18 años.

Ante los señalamientos del diputado del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Ariel Juárez, que le pidió aclarar por qué se prestó a ser un operador político electoral en el Estado de México, a fin de favorecer con recursos federales al entonces candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a gobernador, Alfredo del Mazo, el secretario Narro pidió a los legisladores hacer un esfuerzo para encontrar soluciones a los problemas del país, sin “plantear ofensas”.