Suscriben Cámara de Diputados y UNAM convenio de colaboración

Enlace Radial, 04 de diciembre del 2017.

La Cámara de Diputados y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) firmaron un convenio de colaboración, que busca impulsar los programas de servicio social para los estudiantes de la máxima casa de estudios; asesorar y participar en la elaboración de iniciativas, y favorecer la profesionalización de legisladores y servidores públicos.

Suscribieron este acuerdo el coordinador del grupo parlamentario del PRI, diputado César Camacho; el secretario General de la Cámara de Diputados, Mauricio Farah Gebara; el director general del Centro de Estudios de Derecho e Investigaciones Parlamentarias (CEDIP), Sadot Sánchez Carreño; el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, y el secretario General de la UNAM, Leonardo Lomelí Vanegas.

César Camacho afirmó que este acuerdo se realiza bajo los mejores augurios, auspicios y el respaldo de todas las fracciones parlamentarias, además de que resulta “enorgullecedor y comprometedor”.

“Para nosotros –las y los diputados-, este acuerdo tiene un valor extraordinario no sólo por el aprecio, sino porque nos alimentan del prestigio secular de la Universidad de las universidades”.

Mencionó que la UNAM y la Cámara de Diputados comparten no solo origen, sino el vínculo del carácter republicano. “Ambas instancias están al servicio de las y los mexicanos y –quizá- lo que vale la pena destacar, es que son sitios para el ejercicio libre de las ideas, del pensamiento, pero también para la obtención de acuerdos, porque al final tenemos que desembocar en aquello que es útil a la sociedad”.

El diputado César Camacho llamó a mantener “ese no rotundo a la intolerancia y a la cerrazón, y un sí categórico al respeto, a la rendición de cuentas y a la libertad, en la que compartimos ambas instituciones”.

Relató que la Cámara de Diputados es el sitio de las muchas voces y en donde pueden coexistir quienes tienen militancia partidaria distinta y no se postulan dogmas, sino principios y valores.

“Mi experiencia me dice que son muchos más los elementos de identificación que de divergencia. Al final, en una democracia consolidada como la nuestra, lo importante no sólo es el destino sino el trayecto y esta LXIII Legislatura ha tenido la encomienda, a la que ha respondido con eficacia, de construir acuerdos en lo fundamental”, añadió.

En el evento efectuado en San Lázaro, el legislador puntualizó que para lograr esto último, ha sido extraordinaria la colaboración de la UNAM, a través de cursos académicos sencillos y especializaciones, maestrías y doctorados.

“Todo ello ha enriquecido el debate, los acuerdos y decisiones convertidas en decretos, leyes, minutas o simplemente en la fijación de una posición en la que se arriba después de mucho tiempo de debate respetuoso, intenso y edificante”.

Aclaró que por un principio de igualdad ante la ley, no se puede exigir una preparación académica a quien aspira a ser diputado. “No se puede y qué bueno que así ocurra. En consecuencia, la diferencia entre un electorado crecientemente, exigente y demandante, la debemos hacer nuestra y actuar en consecuencia”.

Esto es, apuntó, cualquiera en ejercicio de sus derechos políticos se puede postular para diputada o diputado, pero “el elector, el ciudadano enterado, acucioso y exigente sabrá valorar cuando alguien ha hecho algún esfuerzo adicional para prepararse y contar con el perfil que los tiempos que corren exigen”.

César Camacho resaltó el reconocimiento del rector de la UNAM a las y los diputados, por el esfuerzo financiero y los acuerdos para aumentar “menos de lo que se requiere y mucho más de lo que se podía” los recursos de esta universidad.

El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, expresó su beneplácito por confirmar, con este Convenio General de Colaboración, la disposición de la Universidad a seguir trabajando con la Cámara de Diputados.

Señaló que el convenio permitirá que aquellos diputados que no hayan concluido sus estudios de licenciatura, lo puedan hacer dentro de los reglamentos propios de la Universidad; así como continuar con estudios de maestría y doctorado. “Es algo muy importante para el país que sigamos trabajando en ese sentido”.

Sostuvo que para la Universidad y la nación, es importante la profesionalización de nuestros representantes; expresó la disposición de la UNAM para asesorar y colaborar en los temas que se consideren pertinentes y para que las iniciativas de ley que se planteen vayan de la mano con los intereses de la nación.

Destacó que “siempre valdrá la pena que se tenga la asesoría académica con la evidencia científica suficiente para que puedan legislar para el pueblo de México”.

Agradeció a la LXIII Legislatura la comprensión que tuvo hacia las labores sustantivas de la Universidad, con la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación. “Tengan la certeza de que haremos el uso presupuestal transparente, efectivo, eficiente en búsqueda de mejorar la Nación”.

El director general del Centro de Estudios de Derecho e Investigaciones Parlamentarias (CEDIP), de la Cámara de Diputados, Sadot Sánchez Carreño, enfatizó que hoy la sociedad exige que el quehacer público, y entre ellos el del Legislativo, se realice con eficiencia. “Es un no rotundo a la improvisación y en ello el único camino es la profesionalización de la política”.

Por ello, explicó, en este convenio se contempla una asesoría permanente, a través de las instancias correspondientes, para que la Cámara de Diputados cuente con la orientación y la asesoría conveniente para la elaboración de las iniciativas. Se establece también que habrá investigaciones que puedan traducirse en programas de coedición.

Precisó que con el propósito de favorecer la profesionalización, en las cláusulas se menciona que se realizarán las gestiones necesarias para los diputados y servidores públicos de la Cámara que estén inscritos en el nivel de licenciatura y que hayan interrumpido sus estudios, puedan regularizar esta situación académica, desde luego, dentro de los planes de estudio y la normatividad de la Universidad.

Asimismo, se busca impulsar los programas de servicio social para los estudiantes de la máxima casa de estudios; desarrollar programas de información. “Hoy que precisamente uno de los reclamos de la sociedad la constituye el parlamento abierto, este instrumento será un vehículo indiscutible de un gran valor para facilitar la consulta del material bibliográfico y la base de datos de ambas instituciones”, indicó.

Agregó que también se busca realizar publicaciones de estudios en medios de difusión de cada una de las partes y, de manera especial, capacitar y desarrollar los sistemas informáticos, así como impartir a los servidores públicos de la Cámara los programas de especialización, maestría y doctorado.

El convenio viene a complementar una de las actividades y los objetivos que desarrollan hoy quienes son los hacedores de la ley; “estamos convencidos de que el instrumento que hoy se firma ensanchará estas vidas y fortalecerá el trabajo del quehacer legislativo”, puntualizó Sánchez Carreño.